CUANDO Y COMO PLANTAR UN ROSAL

En: Jardín Comentario: 0 Golpear: 830

Cuando y como plantar un rosal

Empezamos con algo de historia, ¿Sabías que el origen de la rosa cultivada se remonta a la jardinería de la antigua China Imperial? Fue muy venerada en el Egipto faraónico y en la mitología griega e hindú ya se la relacionaba con la diosa del amor y la belleza.

 

PLANTACIÓN

Su cultivo es sencillo, no requiere situaciones ambientales específicas, simplemente basta con que no las coloques totalmente a la sombra, con que reciba de tres a cuatro horas de sol por la mañana es suficiente para que florezca. Además, no es nada exigente, le gustan los términos medios, ni mucho riego ni mucha sequía, es una planta muy versátil que se suele adaptar a condiciones adversas, aunque puedes intentar protegerla del viento y del pleno sol, prefiere la abundancia de luz, calor y humedad.

¿Ya has decidido donde la vas a plantar? Si lo vas a hacer en el jardín, son ideales las especies de flores grandes y aquí es conveniente que las riegues una vez a la semana; en cambio, si has decidido colocarlas en tu balcón o terraza, las mejores son las rosas pequeñas y regarlas cada tres o cuatro días.

Si te apetece plantar el rosal en este mes tan amoroso, te indicamos los pasos a seguir:

o    Antes de plantar los rosales, ponlos primero en un cubo de agua durante una noche.

o    A la hora de plantarlo, remueve bien la tierra, (Truco tiendatodojardín: donde mejor florecen es en una tierra ligeramente arcillosa o limosa) y haz un hoyo amplio, para que las raíces del rosal se puedan extender bien.

o    Planta el rosal tan profundo que el injerto de escudete (vamos, la parte nudosa, que es por donde brotan las ramas) quede aproximadamente 5 cm. por debajo de la tierra (esto, por supuesto, no es válido para rosales de pie).

o    Ahora esparce por encima de las raíces la tierra removida mezclada con compost. Apisona bien la tierra con el pie, si no, las raíces no entrarán en contacto con la tierra y el rosal no arraigará bien.

o    Y para finalizar, riega abundantemente después de la plantación.

Unos consejos: si quieres estimular la vida del suelo y limitar posibles daños por heladas, en el momento de la plantación puedes acolchar (cubrir el suelo con hojas) directamente; Las variedades trepadoras no las plantes demasiado cerca de una pared, porque la mayoría de las veces el suelo está demasiado seco. Una distancia de unos 30 cm. será perfecta.

 

PODA

TRUCO TIENDATODOJARDÍN: ¿Sabes por qué es tan necesario podar a menudo el rosal? Con la poda conseguirás eliminar las ramificaciones inútiles! Si es que una planta con muchas ramas da flores en abundancia pero de apariencia mediocre, porque malgasta la savia en alimentar ramas innecesarias.

Lo mejor es que realices dos tipos de poda: Durante el primer año es conveniente que podes para el desarrollo adecuado de la planta (este tipo de poda se llama Poda de Formación) y pasado ese primer año lo mejor será que realices podas fitosanitarias, que se realizan para eliminar todas aquellas ramas enfermas, quebradas o con plagas.

Un consejo: corta lo antes posible los serpollos que brotan del suelo. ¿Dónde está el serpollo? Estos brotes proceden del portainjertos y los reconocerás por el gran número de pinchos y sus hojas de siete folíolos. Si no quitas estos brotes, en poco tiempo tendrás un rosal silvestre de floración abundante, pero no el que habías elegido  También te recomendamos que, después de una poda, fertilices.

 

QUÉ ROSAL ELEGIR

Hay un montón de variedades para que elijas! Todo depende si quieres cultivarlo para ornamentación o darle un fin más funcional. Te contamos las diferencias:

Fin funcional:

Puedes plantar rosales trepadores si lo que quieres es cubrir paredes o vallas no muy agraciadas (por ejemplo, el muro que divide tu jardín con el del vecino); planta rosales tapizantes que te ayudarán a frenar el crecimiento de las malas hierbas al no dejar pasar los rayos de sol; o rosales con olor intenso y penetrante, que serán tus preferidos si lo que buscas es para ambientar los ciertos zonas de tu jardín.

Fin ornamental:

Si te has decidido a plantar el rosal únicamente con un fin ornamental (vamos, porque te encanta disfrutar de su belleza y encaja en el resto del diseño de tu jardín), te apasionará su cultivo por su mantenimiento sencillo, su gran resistencia, y por supuesto, por su extrema belleza. Tiene múltiples posibilidades de color, con infinidad de matices, así como de olor, para que elijas!  Cuando hayas elegido la variedad que más va con tu personalidad, ponte a plantar tu rosal, verás que agradecido es!

 

Si tienes alguna sugerencia que hacernos, algún truco o alguna consulta no dudes en escribirnos! Estamos aquí para atenderte!!!

 

 

Comentarios

Deje su comentario

Arriba