¿Cómo elegir una hidrolimpiadora? Parte 1

En: Jardín Comentario: 0 Golpear: 490

¿Cómo elegir una hidrolimpiadora? Parte 1

 

Cuando llega la primavera, no dejamos de ver y escuchar hidrolimpiadoras haciendo su trabajo en las zonas verdes. Pero ¿son realmente útiles las hidrolimpiadoras?

 

A todos nos suena la marca Karcher, de hecho, muchas personas denominan a todas las marcas hidrolimpiadoras del mercado “Karcher”, como si ese fuese su nombre genérico y ésta fuera la única marca que las fabricase.

 

Hoy queremos mostrarte qué aspectos son más importantes a la hora de elegir una hidrolimpiadora y cuáles son las marcas más fiables y representativas.

¿Para qué se utilizan?

Las hidrolimpiadoras son máquinas que utilizamos para labores de limpieza en exteriores, también son útiles para limpiar vehículos, fachadas de viviendas, piscinas, zonas pavimentadas, maquinaria agrícola, toldos, etc.

 

Limpian cualquier superficie utilizando agua a presión que se consigue conectándole a la máquina una manguera que recoge el agua de la red o de un depósito y, mediante una bomba eléctrica o de gasolina, impulsa el agua a mayor presión a través de una manguera reforzada y una pistola y/o lanza que sirven para dirigir el agua que impulsada a presión hacia el exterior.

 

¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar una hidrolimpiadora?

Nosotros te recomendamos que tengas presentes estas 5 claves que desarrollaremos en nuestro próximo artículo.

 

ELECTRICIDAD: Existen hidrolimpiadoras que funcionan con corriente eléctrica e hidrolimpiadoras con un motor propio a gasolina. Para tomar una decisión sobre esto debes pensar qué uso le vas a dar.

Con la versión eléctrica necesitaremos disponer de una red eléctrica cercana o un generador de corriente, sin embargo las de motor de gasolina son más autónomas, pudiéndolas utilizar en cualquier lugar.

Para uso doméstico lo más usual es utilizar máquinas eléctricas por su comodidad y fácil mantenimiento (no existe mantenimiento del motor).

 

TIPO DE AGUA: Existen máquinas de agua caliente y de agua fría. De nuevo, el uso que le vayamos a dar determinará la elección idónea.

Las de agua fría bombean el agua tal cual la reciben de la red y las de agua caliente disponen de unas resistencias eléctricas propias o de un quemador de gasoil que calentarán el agua. Las de agua caliente son más efectivas para limpiar grasa y otros tipos de suciedad.

CAUDAL Y PRESIÓN: Necesitaremos una máquina de mayor presión y mayor caudal para poder llevar a cabo trabajos más complicados. Cuanto mayor presión tenga la máquina mejor desprenderá la suciedad y cuanto más caudal o más agua pueda bombear mayor será la rapidez con la que finalizaremos la limpieza.

Es importante tener en cuenta la resistencia de la superficie a limpiar, ya que una máquina y una lanza con mucha presión en una superficie no demasiado resistente puede acabar lesionando el material que queremos limpiar. Aunque para que esto no ocurra podemos buscar o intercambiar lanzas diferentes. Las de turbina o de bola generan más presión y concentran más el chorro, lo que lo hace más potente. La otras son para limpiar superficies lisas que no requieren tanta potencia (como los coches

 

Otros elementos a tener en cuenta:

-        Los materiales con los que está fabricada.

-        El uso concreto que le darás a tu hidrolimpiadora.

-        Marcas y modelos más reconocidos.

-        Otras cuestiones importantes.

 

Todos son elementos que deben ser tenidos en cuenta y desarrollados. En nuestro próximo artículo te contaremos más sobre ellos.

 www.tiendatodojardin.com

 

Comentarios

Deje su comentario

Arriba